Inicio

14 diciembre, 2010

Notas de verano

La tarde trópico lluvioso
Me arreglo para ir a saludar el día, estoy sola y quiero dejar las cuatro paredes de mi casa, que ya no las resisto. Un paso y ya mi pecho se infla con el oxígeno en expansión de la ciudad, un poco contaminado pero, en fin, es libertad. Agolpados aparecen uno tras otro, caminos infinitos. La malicia sobre el rostro, con cada paso hago cómplice a esta tarde nublada, calurosa y tan deliciosamente lluviosa de a ratos.


Notas de verano. 16 enero, 2005.

Mis pies están sucios y cansados.
Como dijo Rubén: “Anduvo, anduvo, anduvo…”
¿El camino largo de las frustraciones?

Era grande la carga sobre mis hombros,
los pensamientos iban y venían.

Primer trago amargo,
sin sentido.
Agua amarga, que quizás
me devuelva el alma.
Desacierto.


12.35am /2 febrero, 2005/ Notas de verano


Tu voz aun resuena en mi mente,
te adentrás en mis sueños de medianoche.

Te pienso y en instantes también te siento.
Te sueño despierta y recorro tu recuerdo…
tus confines, tus esquinas.

Pienso, te pienso… Siento, te siento…
[La tinta corre…/…corre la tinta]

No hay comentarios:

Publicar un comentario